Con gran cantidad de fibras y micronutrientes, resultan un ingrediente fundamental para una alimentación completa y consciente. Te damos tips que te ayudarán a incorporarlas en los platos de todos los días.  La vuelta a una alimentación más natural va de la mano de la incorporación de opciones nutritivas y que habían quedado en el olvido. Las semillas están dentro de este grupo.

Pequeñísimas y muchas veces ignoradas, contienen una gran cantidad de beneficios. Algunos de ellos.

– Son buenas aliadas para sumar fibra a las comidas y llenar cada plato de micronutrientes y energía vital.

– Resultan una buena fuente de ácidos grasos insaturados y antioxidantes.

– Revitalizan el organismo.

– Ayudan a bajar los niveles de colesterol malo (LDL) y los triglicéridos y a subir el colesterol bueno (HDL).

– Tienen propiedades antiinflamatorias y protectoras del sistema cardiovascular.

Los panes con semillas brindan un plus de nutrición (Mamucha Vegetal).

Los panes con semillas brindan un plus de nutrición (Mamucha Vegetal).

Más beneficios

– Tienen un importante poder de saciedad.

– Estimulan la evacuación (algo muy importante en esta era de alimentos refinados, dietas altas en comidas ultraprocesados y carnes y que llevan a problemas intestinales y de constipación).

La única advertencia es que no son aptas para las personas que presentan divertículos.

¿Cómo consumirlas?

Vegetales, semillas, proteínas y un rico aderezo, infaltables del "buddha bowl". Buddha bowls que son y por que vas a amar esta nueva tendencia foodie gran cantidad de ingredientes Rico y saludable

Vegetales, semillas, proteínas y un rico aderezo, infaltables del “buddha bowl”. Buddha bowls que son y por que vas a amar esta nueva tendencia foodie gran cantidad de ingredientes Rico y saludable

Las semillas cuentan con una cáscara dura con celulosa y, al ser tan pequeñas, es muy difícil romper esta capa con la masticación. Además, los humanos no tenemos enzimas capaces de digerir esta celulosa. Por lo tanto, al comerlas sin el tratamiento adecuado, los nutrientes no son absorbidos y se evacuan directamente.

Para prepararlas y poder aprovechar sus apreciados nutrientes, hace falta activarlas. Esto se logra al remojarlas durante ocho horas (o toda la noche). Una vez activadas se pueden guardar durante tres días en un frasco de vidrio en la heladera.

Esto nos dará máxima seguridad y mayor eficacia metabólica en su asimilación.

Luego, el agua de remojo se descarta y ya están listas para consumir.

También se pueden moler -con un molinillo de café, mortero o mixer- o tostar –la ventaja es que el sabor quedará riquísimo, aunque la temperatura puede eliminar alguno de sus nutrientes y enzimas.

Un dato para tener en cuenta: al remojar las variedades de lino y chía, generan un gel llamado mucílago y deben consumirse directo, sin colar. Este material es excelente para lubricar las paredes intestinales y estimular la evacuación. Además, posee dosis altas de Omega 3.
Agua energizante con semillas de chía, limón y azúcar mascabo, una receta infalible.

Agua energizante con semillas de chía, limón y azúcar mascabo, una receta infalible. alimentos que dan mas energia salud alimentacion

¿Cuáles elegir?

La variedad de semillas asegurará una nutrición más completa. Por eso, se recomienda armar una alacena saludable con frascos para cada una de las especies. Estas son las recomendadas.

– Chía: contiene calcio, ácidos grasos y omega 3 de origen vegetal.

– Lino: tiene un gran poder de saciedad y es rico en minerales, como calcio, hierro o fósforo.

– Sésamo: son fuente de vitaminas A, E y del complejo B, esenciales en el metabolismo de la sangre.

– Girasol: ricas en minerales, como el fósforo, el potasio, el magnesio y el calcio.

– Zapallo: resultan beneficiosas para el corazón y el hígado y refuerzan el sistema inmunológico.

– Amapola: aportan fibra dietética y proteínas- – Cáñamo: son ricas en ácidos grasos y aminoácidos esenciales.

Siempre se recomienda consumir cada una por separado. Los mix, en cambio, pueden competir por la absorción de nutrientes.

Después del proceso de activación explicado, se pueden agregar licuados y jugos, ensaladas, granolas, sopas, revueltos, tartas, budines, panqueques, barritas de cereales, panes y demás preparaciones. También se pueden usar para hacer leches o quesos vegetales o germinados.

¡Usá tu creatividad y sumá a tus comidas alimentos de alto poder vitamínico mineral!

Por Rocío Runca, nutricionista y especialista en nutrición natural.

Fuente<