Florencia Nemirovsky

Médica pediatra nutricionista y asesora de NutriBaby Argentina.

Ama a los niños, por eso justamente es pediatra. Pero, también, asume que es fundamental comenzar a enseñarles desde chicos el valor de una buena alimentación y, así, sumó la nutrición a su expertise. El mundo de la Dra. Florencia Nemirovasky se divide entre el consultorio y sus equilibradas recetas gourmet.
¿Por qué sería conveniente ofrecerles menús orgánicos? Al tratarse de productos que no han tenido contacto con fertilizantes, herbicidas o pesticidas químicos durante su crecimiento, producción o cultivo, “no explotan la tierra hasta dejarla seca y tienen el sabor, color y textura natural, por lo que las vitaminas que hay en las frutas y verduras están en su máxima expresión”, sintetiza la médica.
Otro de los puntos cruciales ni bien hay que incorporar los sólidos a la dieta infantil es la disyuntiva de si darles o no azúcar. Lo mejor, según explica la especialista, es no ofrecerles golosinas tras las comidas cotidianas, sino eventualmente, es decir, no más de una vez a la semana. También es aconsejable reemplazar los refrescos azucarados y las gaseosas por agua y solo de vez en cuando ofrecerles jugos naturales. Al igual que sustituir los postres por frutas y frutos secos. La idea es acostumbrarlos desde que son pequeños.

En este punto, otra duda que surge es si resulta favorable reemplazar el azúcar blanco por alguna otra versión considerada más saludable. La especialista lo explica con claridad: “Todo el azúcar granulado es nutricionalmente parecido. El azúcar moreno es el resultado de mezclar azúcar refinado con melaza, carente de nutrientes importantes, por lo que no es más saludable que el blanco. El Mascabo o mascabado es el azúcar natural sin refinar. Si lo que queremos es una versión sin procesar, con todos sus minerales naturales, debemos buscar el tipo Mascabo”.
A la hora de mejorar la calidad nutricional de las viandas que llevan a la escuela, es importante considerar que cuanto más variada sea la oferta de alimentos, más fácilmente podrán cubrir las necesidades de energía y los nutrientes. Lo ideal es que contengan cereales, legumbres, verduras en bastoncitos, frutas frescas, carnes, huevos, lácteos y grasas sólo de origen vegetal, como aceites, frutos secos y semillas.

¿Permitidos? Por supuesto, pero que sean energéticos, como las vainillas, los bizcochuelos, los bay biscuits, las barras de cereal caseras, las pasas de uva, la leche chocolatada y el yogur solo o con cereales y frutas.

 

Mini bundt cake de pera

PARA 20 PORCIONES

INGREDIENTES
180 g de harina, ½ cdita de bicarbonato de sodio, 1 cdita de levadura en polvo, ½ cdita de sal, 200 g de azúcar blanca, 100 g de azúcar moreno, 2 huevos, miel c/n y 3 potes de papilla orgánica de pera.

PREPARACIÓN
Batir los huevos, añadir el azúcar blanca y negra y mezclar. En un bowl, tamizar todos los ingredientes secos: harina, bicarbonato, levadura y sal. Añadir, junto a la papilla, a la preparación anterior, hasta lograr una masa homogénea. Colocar en moldes individuales previamente enmantecados. Hornear a 175ºC durante 15 minutos. Dejar enfriar y decorar con hilitos de chocolate derretido, miel o dulce de leche.

 

Pancakes de banana y frutos rojos

PARA 20 PORCIONES

INGREDIENTES
4 huevos, 1 taza de salvado de avena, 2 potes de papilla orgánica de banana, esencia de vainilla, frutos rojos y miel c/n.

PREPARACIÓN
Procesar la avena, los huevos, la papilla de banana y la esencia de vainilla hasta que quede una masa espesa. Si se desea, se puede añadir endulzante natural extra. Rociar la sartén con un poco de aceite vegetal, verter con una cuchara la masa y cocinar los pancakes, a fuego medio, de cada lado. Una vez listos, agregar encima frutos rojos y miel.

Fuente